Educar en Secundaria

(Las tres escenas ocurren en clases de Filosofía de una institución estatal).

Una estudiante colombiana responde a la pregunta sobre el derecho a la filosofía en las escuelas secundarias. En sus argumentaciones narra una experiencia personal, vinculada al conflicto armado en su país y cómo su familia debió radicarse en Argentina para buscar nuevas oportunidades de vivir con dignidad. «El pueblo colombiano se merece lo mejor. Las personas más respetuosas y educadas que conocí en esta ciudad son compatriotas tuyos. Ojalá nunca te discriminen. Gente como ustedes nos ayudan a crecer como sociedad. Que estés aquí es un homenaje a la lucha de Lucas Villa, estudiante asesinado en una marcha pacífica de tu país».

En ese mismo salón está presente una muchacha que es madre de una bebé a quien dejó en su casa. Se la nota con cierta tensión, quizás nerviosa por estar en juego algo más que la promoción de una asignatura. Finalmente, aprueba. «Que estés acá es el mejor ejemplo para tu hija. Habla de vos no solamente como estudiante, sino también como ciudadana. Tu compromiso y sentido de la responsabilidad son actitudes ante la vida que te dignifican como ser humano».

Anteriormente, en otro curso, alguien avisa que un estudiante no asiste al examen porque era el cumpleaños de su hijo. A los pocos días, el joven padre se hace presente, haciendo entrega de las tareas pendientes en un horario que no era el suyo. «Valoro tu autonomía y criterio en la toma de decisiones. Ni yo ni ninguna materia es más importante que la alegría de un niño festejando en familia».

En estas épocas del año, las aulas comienzan a vaciarse paulatinamente. El ruido de las escuelas es distinto. Las energías de docentes, estudiantes y familias, atraviesan distintos niveles de intensidad, acordes a las urgencias y necesidades de cada sector involucrado.

Quizás lo que más cueste comprender sea el hecho de que aún en contextos distintos a los habituales, el derecho de la educación sigue circulando.

Y es entonces que resultan más susceptibles de emerger circunstancias paradigmáticas, de ésas llamadas a conocer en mayor profundidad historias de vida que trascienden a la escuela.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s