El verdadero logro

Nadia Podoroska (Rosario, 1997) es la tenista argentina del momento. Con una carrera en permanente ascenso, tuvo sus días de gloria recientemente, al llegar a semifinales del torneo parisino, perdiendo con quien fuera la campeona, lo cual le valió escalar en el ranking de WTA para ocupar -desde hace dos semanas- el puesto n° 48. Todo ello le permite, además, tranquilidad económica para enfocarse de lleno en el profesionalismo. Hija de un relojero y una farmacéutica, la clase media -a veces- va al paraíso.

Diego Schwartzman (Buenos Airess, 1992) llega a su primera década en el circuito de la ATP Tour alcanzando el 8vo lugar de la clasificación. Estar en el Top Ten, a una edad madura y a la vez prometedora para seguir creciendo, sin lesiones importantes y con una notable evolución en su juego, lo ubica dentro de la élite, en una era aún gobernada por la mejor generación de tenistas de la historia (el Big Three que componen Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer). Se quedó a las puertas de la gran final por una derrota ante el español, rey del Grand Slam francés.

Gustavo Fernández (Río Tercero, 1994), n° 1 en tenis adaptado, no pudo cruzar la frontera de las semifinales en polvo de ladrillo. En dobles, su actuación igualmente es muy valiosa, porque en su ejemplo de constancia y superación hay también maneras de ser y estar que dan sentido a la vida.

Estas tres historias enseñan que el tenis, originalmente un deporte para los sectores más acomodados de la sociedad, en Argentina tiene otros alcances tras las apariciones de Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini, cuyas carreras sostenidas en el tiempo y con profundo interés en difundir la práctica en el país, va dando sus frutos. Además, victorias como la Copa Davis 2016, en el equipo liderado por Juan Martín Del Potro, constituyen algo más que un trofeo: es la llave que abre oportunidades.

Si el deporte es tenido en cuenta como política de Estado, con inversiones y aportes que lo pongan al alcance de cualquier lugar de la ciudadanía, el logro es notorio: se gana en salud y educación, formas de incluir que favorecen el desarrollo personal y colectivo, proyectándose así una juventud con dignos horizontes posibles.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s