Retratos

Volver al hogar natal es de algún modo retornar al origen; y desde allí, uno puede conocerse más.

No deja de resultar maravilloso descubrir toda la información que guardan las imágenes pasadas, que en tiempos de la fotografía analógica atesoraban menos registros inatantáneos pero a su vez con mayor profundidad.

Tiene su encanto ver postales algo oscuras, no siempre bien focalizadas. Es indicador de una época artesanal en un contexto alentador.

A veces, uno saca fotos por las dudas, como para saber que estuvo en tal o cual lugar, en algún momento de su vida.

Hay registros que recién estoy visitando con mayor énfasis ahora.

Agradezco a mi familia porque en los primeros años de mi infancia procuró retratarme de manera pura y feliz.

Yo también soy aquél, aunque en el antes y el después resulta difícil comprender que el niño de ayer y el adulto de hoy pertenecemos a la misma subjetividad, existiendo en identica persona, repondiendo a igual significante.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s