Profecías

En el transcurso de la historia, siempre han habido personas que se adueñaron de un mensaje (supuestamente enviado por seres superiores o energías metafísicas) sobre el destino del plantea y la humanidad.

Pasó en la Antigua Grecia con el oráculo de Delfos.

En el comienzo de la era actual para occidente, con el nacimiento de Cristo.

Y durante el medioevo, con Nostradamus.

Todas esas presencias jugaron el rol de Elegidas; dicho así, con mayúsculas, por la distinción que les ha dado una legitimidad capaz de trascender al tiempo en que vivieron.

La videncia es tanto un don como un misterio.

No hay criterios científicos que puedan confirmar los vaticinios; y a la vez, se tejen interrogantes acerca de la validez o no de determinadas predicciones.

Aun así, muchos -por no decir la totalidad- de esos anticipos guardan para sí la preocupación por el futuro, la libertad y el destino, la idea de final, condena y salvación.

Quizás el mayor punto de quiebre de la humanidad hayan sido las dos Guerras Mundiales del siglo XX. Que acontecieran, puso un manto de sospecha a las promesas del industrialismo.

Desde entonces, cada adversidad que se vive en el mundo -conflictos armados en espacios geográficos más reducidos, atentados terroristas, revueltas populares- conviven con otras amenazas que son enemigos sin rostro: por ejemplo, el narcotráfico, las redes de esclavitud, el hambre, las enfermedades y el deterioro del medio ambiente, entre otras.

Sin embargo, la falta de conciencia es las más impactante certeza en todo este lío de dimensiones inconmensurables.

Si la política del miedo se sigue imponiendo, no habrá tratados internacionales ni mediaciones de la ONU que se encarguen de mitigar tanta psicosis.

El problema no es que haya fin del mundo sino nunca advertir los caminos para detectar las zonas de peligro y su chance de evitarlas.

Foto: Carcaj


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s