Cuando la juventud se termina

Desde mediados del Siglo XX, el rock es el género musical que acaso mejor represente los ideales de una juventud muy vinculada a esos orígenes.

En tiempos de posguerra, el mundo comenzaba a ser otro, con mayores aspiraciones de libertad y rebeldía, y con movimientos emergentes que posicionaban a las nuevas generaciones como aliadas a las aggiornadas expectativas de progreso y desarrollo.

Si las falsas promesas del capitalismo industrial habían sucumbido ante las peores catástrofes de la humananidad, manifestar tal descontento ayudaria a reinventar las sociedades.

Quienes impulsaron ese resurgir fueron los jóvenes de las décadas de los 50, 60 y 70, que desde el movimiento hippie, las movilizaciones estudiantiles y los reclamos de la clase obrera, configuraron un escenario que dotó al arte y la cultura de improntas políticas e ideológicas llamadas al cuestionamiento de los poderes hegemonicos.

El Mayo Francés del 68 y el festival de Woodstock 69 son tan sólo algunos ejemplos de esa corriente juvenil con deseos de transformar la realidad de entonces.

Ambos sucesos coexisten con el boom de The Beatles y la aparición en escena de otra banda mítica como The Rolling Stones, nacida en 1962 y desde entonces dueña de una vigencia que llega hasta la actualidad, cuando sus integrantes mantienen su espíritu jovial, salen de giras y congregan en sus recitales internacionales a un público que va desde personas transitando la vejez hasta adolescentes que se inician en sus gustos musicales.

El último 24 de agosto, Charlie Watts (histórico baterista del grupo liderado por Mick Jagger) falleció los 80 años de edad en un hospital de Londres y muy probablemente a causa de un antiguo cáncer.

Diseñador gráfico, hombre de familia y cultor del perfil bajo, su presencia no tenía la exposición de los otros integrantes. Lejos de los flashes y las vertiginosas noches abiertas a la tentación, su despedida tuvo el silencio de quien eligió vivir así.

Un respetuoso homenaje de sus compañeros y del mundo del rock tiñeron su partida.

Con él se va despidiendo parte de una leyenda que aunque se resista al paso de los años no podrá evitar el triste adiós.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s