Geopolítica

Periodista iraní: -Dices que apoyas a los iraníes y pronuncias mal el nombre de nuestro país. [Es] Irán y no ´Airan´. (…) ¿Te sientes cómodo representando a un país con tanta discriminación hacia la gente negra dentro de sus fronteras (…)?

Tyler Adams (Capitán de de la Selección de fútbol de EE.UU.): – Mis disculpas por mi mala pronunciación. Dicho esto, hay discriminación en todas partes. Algo que yo he aprendido viviendo en el extranjero en los últimos años y teniendo que adaptarme a diferentes culturas es que en EE.UU. seguimos progresando cada día. Yo crecí en una familia blanca con, obviamente, raíces afroamericanas, así que me formé con culturas diferentes y tuve muy fácil asimilar diferentes costumbres. No todos han tenido esa ventaja y esa posibilidad de hacerlo, es algo para lo que se necesita tiempo y educación. Es súper importante la manera en la que me has enseñado la forma en la que se pronuncia el nombre de tu país. Es un progreso, y siempre que haya progreso es lo más importante.

La tensa conferencia de prensa tuvo lugar el pasado 28 de noviembre en la previa del partido que EEUU e Irán disputarían por la última fecha del Grupo B de la fase de grupos del Mundial de Fútbol en Qatar.

El intercambio encuentra antecedentes en los conflictos geopolíticos que enfrentan a ambos países, sobre todo desde 1979, cuando un grupo de estudiantes iraníes tomó como prisioneros a miembros de la embajada norteamericana en el contexto de la Revolución Musulmana, que rompió relaciones económicas en torno a las ganancias derivadas del petróleo.

Durante la década del 80, Occidente apoyó  Irak en la guerra contra Irán. EEUU tuvo un rol preponderante, facilitando el uso de armas químicas que acabarían con la vida de miles de iraníes.

En su texto titulado «La guerra justa y el fin de la historieta (un manifiesto neomoderno)», el politólogo argentino Carlos Escudé (1948-2021) justifica su ideología liberal cuando afirma que las denominadas guerras preventivas -aquellas que los países industrializados como EE.UU. hacen por las dudas, anticipándose a posibles conflictos geopolíticos- son necesarias para garantizar el bienestar de la humanidad.

Adams, afrodescendiente distinguido con la capitanía de una selección con población predominante blanca, lo refutó con inteligencia, respeto y educación, dejando en claro que ninguna contienda deportiva se compara con disputas bélicas. Asimismo, expuso indirectamente al actual régimen iraní que, según medios internacionales, amenazó a sus jugadores para que salgan victoriosos en un partido que lo enfrentó a un enemigo declarado. Insólito y lamentable. Como si un gol de más disimulara la cantidad de tantos en contra que tienen aquellos países capaces de vivir de espaldas a los derechos humanos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s