La mitología peronista

Los grandes interrogantes de la humanidad -como el amor, la muerte, la soledad, los miedos y la traición- encontraban posibles explicaciones en los mitos.

Con el tiempo, diversas investigaciones antropológicas han confirmado la creación de estos relatos como una tendencia presente en todas las culturas, que tienen la particularidad de abordar temáticas comunes entre sí. 

En el Olimpo de la argentinidad sobresalen las figuras de Perón, Evita, Gardel y Maradona, como ejes trascendentales de la idiosincrasia nacional, reuniendo cualidades muy representativas de importantes sectores de la población.

Todas las celebridades mencionadas tienen una suerte de recorrido que va desde el ostracismo a la gloria, el posterior ocaso a través de un desenlace trágico y la eterna presencia en la memoria de sus militantes, pues con vida han sido destinatarios de la devoción popular.

Aunque haya posturas controversiales que cuestionan fuertemente su legado, es imposible negar o ocultar la influencia que tuvo el peronismo en la historia de la patria. Se trató de un movimiento político y social que surgió en torno al liderazgo omnipresente de Perón, alguien de seductora y sencilla oratoria, carismática química con los sectores postergados y enorme poder de convencimiento para congregar fieles antes que seguidores.

Perón representó el hecho maldito para la oligarquía, que debió ceder ante las presiones de multitudes que exigieron su liberación tras ser enviado preso a la Isla Martín García, cuando ya era un Ministro que había impulsado notorias mejoras para la clase obrera.

El 17 de octubre de 1945 es la fecha fundacional del peronismo, en una gesta protagonizada por la enorme concurrencia que mojó las patas en la fuente luego de peregrinar en defensa de su referente. Desde entonces, devino una filosofía de vida cuyos significantes aún hoy aparecen asociados a la épica, el heroísmo, las máximas en sentido colectivo y la reivindicación de comidas típicas como el choripán entre los grupos más humildes.

El Día de la lealtad es un hito porque recuerda que ningún otro fenómeno local generó tanto sentido de pertenencia -aún vigente- en su comunidad de origen.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s