La Noche de los Lápices, 46 años después

El 16 de septiembre de 1976 sucede uno de los episodios más atroces de la última Dictadura Militar en Argentina: la Noche de los Lápices, serie de secuestros, torturas y desapariciones, contra estudiantes de escuelas secundarias de La Plata.

Para comprender el acontecimiento, es necesario tener en cuenta el contexto: hacia septiembre 1975, la UES (Unión de Estudiantes Secundarios) consigue el boleto gratuito estudiantil luego de marchar hacia el Ministerio de Obras Públicas de la ciudad capital de la Provincia Buenos Aires.

Tal derecho empezó a ser amenazado cuando el 24 de marzo de 1976 se produjo el Golpe de Estado a cargo de Videla, Massera y Agosti. El Terrorismo prohibió toda participación política y dejó sin efecto el boleto estudiantil gratuito en agosto de ese mismo año.

Durante los primeros meses de la dictadura, las fuerzas de seguridad actuaban en conjunto con los celadores de los colegios de La Plata, haciendo seguimientos pormenorizados a líderes de movimientos políticos juveniles y a demás partícipes activos de los Centros de Estudiantes.

Septiembre fue el mes clave: el 8 secuestran a Gustavo Calotti; el 16, a María Clara Ciocchini, Horacio Ungaro, María Claudia Falcone, Claudio de Acha, Daniel Racero y Francisco López Muntaner (ilustraciones). El 17, a Emilce Moler y Patricia Miranda. Y el 21, a Pablo Díaz.

Ellos fueron traslados a los centros clandestinos de detención de Arana, Quilmes y Banfield. Calotti, Díaz, Miranda y Moler, fueron liberados. Ciocchini, De Acha, Falcone, López Muntaner, Racero y Ungaro, aún continúan desaparecidos. Todos tenían entre 16 y 18 años de edad.

Los hechos se dieron a conocer a partir de las declaraciones de Díaz, quien testimonió en el Juicio a las Juntas Militares de 1985, dos años después de recuperada la democracia en Argentina. Sus palabras forman parte de una investigación que dio lugar a un libro y una película en 1986.

Dos leyes nacionales conmemoran esta efeméride: la 10.671 de 1998 establece que cada 16 de septiembre es el Día de los Derechos del Estudiante Secundario; y la 27.002 de 2014 define que esa misma jornada también es el del Día Nacional de la Juventud.

Tales efemérides visibilizan que la lucha juvenil no fue solamente por el boleto estudiantil gratuito sino por una causa aún más amplia: su militancia política en barrios populares, deseos de contribuir a una sociedad mejor en base a la visibilidad de los sectores vulnerables.

Actualmente, la Noche de los Lápices es bandera de derechos por educación inclusiva y de calidad, evitando desfinanciación y vaciamiento de instituciones, con exigencias legítimas de infraestructura adecuada en escuelas, formación en ESI y capacitación docente, entre otros asuntos.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s