San Martín, el héroe de la patria

Nacer en un hogar pudiente.

Estudiar en el extranjero.

Volver a sus orígenes para liberar a los pueblos oprimidos de las potencias extranjeras.

Salir de la comodidad.

Estar a punto de morir.

Terminar lejos de la gloria, casi condenado al olvido.

Ser nombre de ciudades, escuelas, calles, puentes y clubes.

También, la cara de billetes (aunque cada vez estén más devaluados).

José de San Martín (1778-1850) es eso y mucho más: representa el gen de la identidad nacional, un modelo a seguir, el ideal de ser humano que cada sociedad necesita para transitar su historia.

No quiere decir que sea perfecto, pero sí tan necesario como imprescindible. Por eso se lo ha presentado como una persona con cualidades demasiado extraordinarias, que son aún más superlarivas por el deterioro moral de un país sometido a sus propios traumas.

En los antiguos griegos, la «paideia» (educación) era importante para socializar valores y crear sentido de pertenencia, creciendo en comunidad. De allí, la misión de crear paradigmas capaces de sembrar hermandad y reconocimiento mutuo entre los pares. (Nunca vendrá mal recordar que «compañero» significa «compartir el pan»).

San Martín tuvo épica en la gesta de cruzar los Andes para combatir al enemigo usurpador, sin más armas en la mano que una espada del augurio, un caballo fiel al lado y un ejército obediente. Combatió a las hegemonías extranjeras defendiendo a los americanismos.

Su rol como político fue pensar en el bien común de la ciudadanía y el legado como líder invita a reflexionar en torno a la pregunta de por qué, dos siglos después, habitamos un suelo dañado por las desigualdades, maltratado por sus gobernantes y sometido al poder de imperialismos invasivos como el FMI, que siguen clavando su puñal a quienes no logran levantarse.

Sin esperar respuesta, al menos queda una certeza: San Martín soñó un país muy distinto al que sucede; y aún así, también enseñó a quererlo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s