Bibliotecas

Desde tiempos inmemoriales, los libros son el gran reservorio de las ideas de la humanidad.

En sus hojas quedan plasmados diversos textos que van de testamentos a testimonios, pasando por las expresiones de culturas que han sobrevivido a las épocas gracias a la capacidad de poder registrarse mediante distintos lenguajes escritos.

Sin embargo, diversas voces han sido silenciadas a lo largo de la historia. Tales censuras se llevaron a cabo mediante situaciones violentas, atroces, destructivas. Muchas vidas han quedado en el camino por la peligrosidad que representaron sus pronunciamientos.

El incendio de la Biblioteca de Alejandría, en la Antigua Egipto, constituye uno de los hitos más oscuros en cuanto a la aniquilación del pensamiento.

Muchos siglos después, la maestría de Borges se anticipó poco más de medio siglo a la aparición de Google. Con su cuento «La Biblioteca de Babel» (incluido en Ficciones, 1944) creó un universo paralelo de libros trascendentales al ser humano, con todas las obras de la historia ubicadas prolijamente en un lugar de dimensiones inconmensurables.

Ya para mediados de la década de 1950, Bradbury, escritor norteamericano e ícono de la ciencia-ficción, narró Fahrenheit 451, una novela futurista en que las sociedades están condenadas a la extinción y la ignorancia por un régimen totalitario que persigue a los lectores para quemar sus textos predilectos.

Actualmente, en los primeros años del S XXI, los libros circulan en ese universo paralelo conocido como Internet y otros tantos se queman por falta de espacio en la era de la acumulación.

Por su parte, millones de personas en el mundo siguen sin acceder al derecho a la cultura, nunca tuvieron un libro en la mano y probablemente jamás en su vida estén en contacto con ellos.

En función de lo anterior, se celebra la emoción que significa el genuino acto de crecer colectivamente en la adquisición de palabras, sentidos y significados.

Cuantos más diálogos sucedan habrá menos exclusión.

Una sociedad mejora si da lugar a los sueños.

(La foto es de la biblio que junto a Fundación SÍ La Plata y el comedor AMAR estamos construyendo con donaciones recibidas por la comunidad).


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s