Una oportunidad

Romina tiene 20 años de edad y vive en el Paraje Línea Ancha, que cuenta con aproximadamente 500 habitantes y queda cerca de San Rafael (Mendoza). En su rostro se observa la humildad de una chica tímida y con conciencia de clase. Sueña con estudiar Medicina para ayudar a su comunidad, y al momento de recibir la noticia se encuentra cuidando a sus hermanitos, mientras sus padres están trabajando.

Kevin (17) es de Rayo Cortado, norte de Córdoba, y tiene seguridad en sí mismo. Se advierte en él una persona responsable, con ansias de progresar. Desea estudiar Ingeniería Agrónoma para ayudar en el trabajo de campo que realiza su padre, quien se acerca a la pantalla para escuchar junto a su hijo la decisión más esperada.

María (17) habita en la localidad de Mattaldi, a 400 kilómetros de Córdoba, y además de ser bombera voluntaria, quiere cursar la carrera de Arquitectura. Con amplias habilidades comunicativas, súper atenta y muy entusiasta, se conecta vía Zoom desde su escuela, en compañía de la Preceptora y la Directora de la institución.

El pasado 2 de noviembre, mediante una conmovedora sorpresa del ciclo radial Perros de la Calle (lunes a viernes, de 9 a 13 horas, por Urbana Play, FM 104.3, fueron notificados de que luego de un proceso de selección entre 3 mil aspirantes, accedieron a las residencias universitarias, un programa de becas que consiste en alojamiento, comida, material de estudio y tutorías para seguir una carrera.

Estas tres historias tienen la particularidad de mostrar otra cara de una Argentina alejada de los grandes centros, allí donde el Estado no suele llegar del todo para eliminar desigualdades de base.

Quienes rompen esas barreras son los voluntarios que dan vida a Fundación Sí, una ONG nacida en 2012 e impulsada por el activista Manuel Lozano junto sus amistades, contando al día de la fecha con un gran colectivo de personas solidarias que crece día a día.

La obra va expandiéndose en red por todo el país, haciendo eje en cinco proyectos: la educación y las residencias universitarias; las recorridas nocturnas para acompañar a personas en situación de calle; el desarrollo comunitario en los barrios; la participación comunitaria en las escuelas; y la ayuda a víctimas de catástrofes naturales.

Con gente así, una sociedad mejor es posible.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s