Las mujeres y la ciencia

A partir de 2015, el calendario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designa para cada 11 de febrero, el «Día Internacional de la niña y la mujer en la ciencia».

Como toda efeméride, la fecha implica alcances que trascienden a su mera mención. Lleva consigo la clara intencionalidad de visibilizar y concientizar sobre la importancia de extender los derechos del conocimiento científico para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los sectores de la sociedad y sin distinción de géneros.

La iniciativa pone en el centro del debate las históricas estigmatizaciones que han tenido las mujeres dedicadas a la ciencia. Si bien hay excepciones (por citar algunos casos, Maria Curie, primera persona en recibir dos Premios Nobel: de Física y Química; GabrielleTonnelier, especialista en investigaciones de Newton; y Caroline Herschel, pionera en estudios de astronomía), queda en evidencia el desplazamiento contra ellas, muchas veces a la sombra de hombres que se consagraron a la luz de sus aportes.

Desde inicios de siglo, las grandes academias del mundo suman su apoyo a activistas que vienen denunciando con énfasis estas segregaciones, las cuales contradicen los principios de la democracia, un valor en el que se sustentan gran parte de las instituciones que se autoproclaman como promotoras de la pluralidad.

Según estadísticas oficiales, en la mayoría de los países centrales, el porcentaje de mujeres dedicadas a la ciencia es considerablemente bajo (la tercera parte) respecto de los hombres. Esa tendencia se expande hacia otras partes del planeta, decayendo aún más la participación en poblaciones emergentes.

Asimismo, este reconocimiento también incluye a las niñas, cuyos problemas de salud, mortalidad infantil y maternidad temprana, se vuelven relevantes para establecer una alerta a considerar. En efecto, tales condiciones de vida les impiden acceder al derecho de la ciencia.

Especialistas advierten grandes transformaciones a nivel global, cuyas problemáticas requerirán de profesionales preparados en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Valorar a las mujeres es empoderarlas para la mejora colectiva de una humanidad en peligro.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s