Abandonados

Hace unas semanas, la noticia impactó en la agenda mediática de los grandes portales de alcance nacional: en la localidad de Bahía Blanca, una pareja que había adoptado a dos hermanos mellizos oriundos de Guinea, decidió abandonarlos en una comisaría.

Con seis años de edad, los niños preguntaban por sus padres, sin saber que estaban en otro país, muy lejos de casa y debiendo comunicarse en otro idioma.

Lógicamente, el caso llegó a los juzgados, que amparándose en leyes a favor de los Derechos del Niño y principios como los de abandono de persona, tomaron cartas en el asunto.

La medida no deja de resultar tan simple y necesaria como insuficiente ante la enorme desidia: la pareja causante del despojo fue solamente condenada a pagar la cuota alimentaria de ambos pequeños, mientras se resuelve qué será de su destino, que muy probablemente deje alguna secuela en el futuro.

Los deberes de las personas mayores no se han llevado a cabo. Adoptar a un niño implica acciones elementales como cuidar, convivir, alimentar y educar.

El hecho es grave y pone en evidencia las fallas, irregularidades e imprevistos surgidos en los trámites de adopción.

Es un atentado contra la humanidad no hacerse cargo de menores, arrojándolos a un vacío cuyo abismo en caída libre habla de las miserias de personas que, en esta ocasión, han ensayado el hábito de ser padres sin medir las consecuencias.

Este acontecimiento debe sentar un precedente para su concientización. En el mundo, muchos niños quedan a la espera de alguna familia sustituta, siendo las razones de esa realidad problemáticas tales como la falta de educación sexual, la pobreza, la enfermedad o la muerte.

Lo más triste es que ni siquiera las leyes, por más que se cumplan y salgan al resguardo de los damnificados, podrán apagar el enorme dolor de esa orfandad que crecerá sin el abrazo y la contención de quienes les han dado la vida.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s