Del cautiverio al honor

«Al fin y al cabo el único milagro que existe es el de haber nacido en esta vida. Por eso tengo una firme esperanza, pero no bucólica ni idiota, sino ligada al amor a la vida porque vale la pena vivirla al tope».

El que habla es José Alberto Mujica Cordano, para todo el mundo Pepe, político uruguayo de extensa militancia, adversidades, espíritu de lucha, convicciones y enseñanzas.

Lo hace con motivo de la película La Noche de 12 años, dirigida por Álvaro Brechner y estrenada en septiembre de 2018. En ella, se reconstruyen los hechos que en 1973 condenaron a la prisión y el aislamiento a tres de los líderes de la guerrilla que encarnó el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros: además de Mujica, pasaron a la cladentinidad Eleuterio Fernández Ruidobro y Mauricio Rosencof.

Esta semana -más precisamente el miércoles 20 de mayo- Pepe cumplió 85 años de edad, consolidando una imagen de gran aceptación social, más cercana a la de un abuelo bonachón y consejero que a la de un joven combativo que en varias oportunidades puso en juego su vida.

La historia política de América Latina -tan cambiante según los vaivenes de un imperialismo colonizador que gira para la derecha y combate a la izquierda en virtud de las conveniencias de los poderes de turno- le tiene reservado un lugar de privilegio.

Pepe Mujica es la figura reaccionaria que combatió desde la guerrilla para representar a los sectores populares y marginados de la República Oriental del Uruguay. Un hombre simple, de campo, austero y con firmes convicciones a las que no renunció ni siquiera en las osadas acciones de escapar de la prisión para volver a ser capturado, teniendo heridas de bala en su haber y el ostracismo de permanecer cautivo durante poco más de una década.

En marzo de 1985, con el resurgir de la democracia en su país, Mujica y sus compañeros fueron liberados gracias a una amnistía decretada por el gobierno constitucional.

Desde entonces, continuó una carrera política cuyo máximo honor fue el de ser Presidente de la Nación por el Frente Amplio, mandato que cumplió entre 2010 y 2015.

A menudo, Mujica tiene apariciones públicas o es noticia a partir de episodios caracterizados por una llamativa cotidianeidad: los mensajes sencillos y solidarios con profunda vocación de sabiduría popular para invitar a la hermandad de sus compatriotas, acompañados de anécdotas de ciudadanos que cuentan cómo los alojó en su casa hasta otros que se sorprenden al ser llevados por él y su esposa en un autómovil que los levantó al costado de la ruta, trazan el perfil de un político distinto que rompe con las formalidades y se muestra sensible al ciudadano medio, logrando así una profunda identificación entre el líder y sus seguidores, en un juego de rol que se sostiene a partir de un vínculo tan genuino como algo idealizado.

La historia de Pepe tiene paralelismos con las de otros políticos relevantes del mundo que le han sido contemporáneos: en él, hay algo del Mandela preso que luego, al ser Primer Mandatario, logra concretar la defensa de la paz en una Sudáfrica atravesada por la diferencia racial; y también guarda proximidades con el Lula obrero que reivindica a las clases marginadas una vez que deviene Presidente del Brasil.

Su vida es de película porque tiene condimentos que hacen a la excepcionalidad; lo que podría decirse, una ficción realizada. Siempre entre el cielo y el infierno, entre el peligro y la calma, entre la vida y la muerte; pero nunca alojada en el olvido.

La reconciliación que el pueblo uruguayo alcanza en la figura y los valores de Mujica permite comprender que, en definitiva, la lucha sí tuvo sentido y que será decisión colectiva continuar por esa vía, abandonarla o mejorarla.

 Foto: Telesur

Pepe Mujica Telesur

 

 

 

 

 

 

 

 


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s