El aislamiento

El Comunicado N° 1 fue mediante esa voz enlatada y resonante, propia de la época, que en la radio aparecía un tanto distorsionada por la confluencia de ondas.

Un plan sistemático -sofisticado, minuciosamente pensado y ejecutado- se puso en marcha. La coartada fue legitimar el Golpe de Estado dotándolo de una connotación patriótica: «Proceso de Reorganización Nacional». Contó con el apoyo de los grandes grupos económicos, el clero e importantes sectores de la sociedad. Por eso se dice que se trató de una Dictadura Cívico y Militar.

No fue una guerra civil, como quieren hacer creer los que en aquel tiempo abusaron inescrupulosamente del poder. Ninguna lucha puede ser de igual a igual cuando el gobierno dispone las condiciones a su antojo, sin posibilidades de ejercer algún legítimo reclamo y -mucho menos- exigir garantías constitucionales.

La estrategia fue clara y logró llevarse a cabo de una manera que, lamentablemente y salvo raras excepciones, resultó eficaz.

Los militares desaparecieron, torturaron y secuestraron a muchísimas personas.

(Las víctimas ascendieron a 30 mil).

Expropiaron nietos para destruir la historia de cada familia y no queden rastros de las atrocidades.

Persiguieron a ciudadanos (incluso, estudiantes menores de edad) que pensaban distinto.

Crearon más de 600 centros clandestinos de detención (entre ellos, el monumenal predio de la ESMA, los Pozos de Banfield y Quilmes).

Y mientras liberaban a algunos detenidos para que infundieran miedo a la sociedad, a otros los arrojaban desde el cielo en los denominados vuelos de la muerte.

Las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo -indiscutibles en su labor de defensa de derechos humanos- visibilizaron las ausencias y se animaron a ser valientes en los oscuros años de los pañuelos blancos como escudo ante la sangre derramada. Al día de hoy son referencia mundial y continúan recuperando nietos.

Sin embargo, todavía quedan resabios de aquel tiempo, sobre todo cuando en esta sociedad se afirma sin reflexionar que «antes se vivía mejor y más tranquilos», exigiéndose al mismo tiempo mano dura («matar a todos» en casos de inseguridad), como si ello fuera solución.

Es por demás preocupante que muchos genocidas aún estén en libertad, defendidos por abogados de poco relieve, que no actúan por convicción sino por oportunismo. De todos modos, vale reconocerlo, hay otros profesionales del Derecho que proceden de otra manera, siendo consecuentes y honestos con su ideología y accionar (Pablo Llonto, por caso, es ejemplo de compromiso y militancia; un ciudadano digno que no se traiciona; siempre a favor de los derechos humanos y de las víctimas del terrorismo de Estado).

A 44 años del inicio de la última Dictadura Cívico Militar en Argentina, será la primera vez que no haya marchas en repudio, las cuales siempre venían siendo más numerosas.

La coyuntura sanitaria y ambiental lo impide.

Aun así, no todo aislamiento obligatorio es preventivo.

En los días del Golpe estaban quienes eran destinados a fosas o cubículos particulares para que no pudieran escapar.

Permanecían desnudos, sin aseo y con los ojos vendados, ante guardias que vigilaban, y controlaban, además de castigar.

Las víctimas debían pedir permiso para comer, darse vuelta mientras dormían en el piso o hacer sus necesidades fisiológicas.

Algunas mujeres dieron a luz en esas circunstancias, soportando también una serie de maltratos que incluía violaciones.

Ya sobre el final de ese período, jóvenes soldados de 20 años de edad en promedio, fueron condenados a una derrota (muerte, sufrimiento, dolor) al ser enviados a la absurda Guerra de Malvinas.

Hay asuntos sin resolver que se incluyen en la máxima de Memoria, Verdad y Justicia.

Porque decir «Nunca Más» no solamente habla del pasado sino de lo que también está pendiente.

Foto: Casa por la Memoria (CHACO)

CPM Chaco

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s