El Equilibrista

«El mundo sólo es de aquéllos q se animan a perder el equilibrio», afirma en varios pasajes de su #unipersonal el actor Mauricio Dayub.

El Equilibrista es una propuesta teatral q se ofrece como novedosa: un único protagonista q a la vez deviene muchos; siendo él la conjunción de todos ellos, un resultante de su historia y su pasado, de su vida antes de nacer.

Con una admirable destreza sobre el escenario, Mauricio Dayub desanda un camino q acaso guarde guiños con su propia biografía; pero q -a decir verdad- tmb puede ser común a todos.

La deconstrucción es un proceso compuesto de varias instancias llamadas a explicarnos quiénes somos. No existe identidad pura, dada de una vez y para siempre, sino q ella es la trama compleja de un concepto idealizado de familia, encuentros y abandonos, verdades parciales y mitos no asumidos, profecías negadas y autocumplidas.

Hay un eje articulador entre el abuelo inmigrante con sueños de un mundo mejor, el padre martillero q dirige subastas cuya farsa es la gente q compra, el adolescente q se resiste al amor q ya no es, el tío guardavidas q custodia la costa durante años hasta q ya no sirve más, y el otro un referí de fútbol q harto de impartir justicia decide ser su propia norma.

No toda herencia es meramente una cuestión de genes; también las hay culturales y familiares. Todas ellas atraviesan, impactan, conmueven, perduran y transforman.

Además, existen vacíos cuyas presencias son nominales: una abuela o una madre, q ya no están, existen de otra forma y hacen a la subjetividad.

Que el mundo sea de aquéllos q se animan a perder el equilibrio no es una apología a frecuentar los bordes.

Lejos de ello, el mensaje es claro: nunca podría haber equilibrio si hay conciencia de q la muerte es común denominador a los humanos; y q si no es la propia, entonces será la de sujetos q conforman el entorno.

La obra enseña q es tan posible como necesario asumir riesgos, salir de la zona de confort y entender q cada cual debe reinventarse permanentemente, pq es imposible ser el mismo cuando el contexto va mutando.

Buscar el equilibrio es mantenerse de pie entre fuerzas desestabilizadoras q la vez luchan por sobrevivir.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s