Los imbéciles

Hay personas a las cuales no les importa nada y se autoperciben inmunes de cualquier cuestionamiento ético.

No tienen valores ni sentido de comunidad; mucho menos, dimensión sobre los efectos de sus acciones capaces de dañar.

Viven a costa de los demás, llenando sus arcas mientras usan a esa gente que les da status de influencers pero que -por otra parte- también se deja utilizar.

Sin embargo, estos imbéciles de turno necesitan ser noticia y se jactan de viralizar atrocidades creyendo que son los más guapos de la cuadra, unos vivillos creadores de contenidos aptos para consumir por multitudes.

Ser ignorante no es carecer de estudios sino de criterio, conciencia y responsabilidad a la hora de tomar determinadas decisiones.

Tirar un cerdo desde un helicóptero hacia una piscina.

Matarlo en el acto.

Filmar el hecho.

Y reírse.

Ese inmenso acto de crueldad merece repudio social y medidas por parte de la Justicia, no una horda de seguidores que adulen y aplaudan tal atrocidad ni leyes que miren para otro lado en situaciones como éstas.

Mientras la fauna del mundo sufre los estragos del calentamiento global, unos imbéciles armaron la puesta en escena para burlarse de los animales.

Ante este atentado que sin dudas lesiona a la naturaleza, resulta pertinente recuperar una idea de Ken Robinson, pedagogo británico: el día que la humanidad no exista más, un montón de especies lograrán florecer.

Foto: Diario Perfil

l_1579051785


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s