Abuela

Hay circunstancias que nos llevan a recorrer la patria de una infancia que por momentos -en esa memoria traicionera que suele ser esclava del presente- parece haber quedado excluida en los recuerdos.

Entre la vida de Trelew (mi ciudad natal) y y la de Catamarca (donde están los parientes -paradójicamente- más cercanos) siempre sucedió un abismo que se unía a través de un puente cuyo sendero supo ser mi abuela.

Venir a visitarla tiene algo de mágico, seguramente porque no es una habitualidad y también porque va de suyo un reencuentro que es reconocimiento mutuo dador de identidad.

Me cuenta los sueños que la movilizan. Comparte sus ideas, expresa sentimientos, pregunta cómo estoy. Sale al encuentro y eso es -de por sí- maravilloso.

A sus 95 años es historia pura.

IMG-20200101-WA0015.jpg


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s