Diversidad cultural

El tema es la identidad: posicionarnos entre un «nosotros y los otros» sigue siendo un asunto complejo, puesto que implica descubrir la alteridad, distinguir lo propio de lo ajeno, advertir la fusión y asumir la herencia sociocultural como factor constituyente que debe problematizarse.

Más de cinco siglos después, hay preguntas latentes que interpelan:

🔶 ¿Qué implica hacer referencia a América Latina?

🔶 ¿Cuáles son los rasgos distintivos de los pueblos de la Región, independientemente de la cuestión étnico-racial?

🔶¿Cómo interviene el factor subjetivo-individual, que se expresa colectivamente en los lenguajes, las ideologías y las costumbres, entre otras dimensiones?

(Estos aportes me surgen a partir de una reflexión que Diego Singer hace en su libro Políticas del discurso, Nido de Vacas, 2019).

La fecha que evocamos hoy tiene que ver con un acontecimiento trascendental en la historia de la humanidad: la llegada de Colón y sus embarcaciones al territorio que luego se denominó América.

Uno de los argumentos para justificar esos viajes era el de civilizar, salir al encuentro de otras culturas y favorecer intereses colectivos. Sin embargo, el motivo principal fue otro: buscar riquezas y agigantar la grandeza de los imperios europeos.

Durante mucho tiempo ese arribo tuvo una connotación elogiosa, valorada como un gesto liberador llamado a dignificar a los habitantes de estas tierras.

Incluso, las generaciones de nuestros padres o abuelos, en la escuela, celebraban este día, que en los almanaques figuraba como el festejo por el “Día de la Raza”.

Desde principios de este siglo, esa mirada comienza a invertirse y cuestionarse. En diversos países de la región de América Latina asoma un grito, una búsqueda, un deseo de reivindicación y también de denuncia: la colonización no fue un encuentro pacífico sino todo lo contrario.

El poder de los sectores más fuertes del planeta se impuso violentamente a sociedades que estaban muy organizadas: los incas, mayas y aztecas, por ejemplo, tenían sistemas elaborados de desarrollo, aunque también cometían abusos a los propios habitantes del lugar.

Lo que nunca debe suceder es negar los hechos: América Latina es un lugar postergado, carenciado, sometido a las grandes potencias que sólo buscan imponer sus egoísmos.

No hay que ir muy lejos para darse cuenta de esto que aquí estamos expresando. En nuestras calles circulan personas de otros lugares que llegan aquí buscando oportunidades. Y es entonces que resulta pertinente hablar el Día del Respeto a la Diversidad Cultural.

IMG_20191012_232540_156
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s