La fábrica del hombre endeudado

Filosofía a la Gorra es un conjunto de conversatorios abierto al público general que Diego Singer  lleva a cabo en diversos centros de la provincia de Buenos Aires.

Para esta ocasión -domingo 22.09-, la cita aconteció en el centro cultural Azulunala; y el título de la disertación filosófica fue: «La fábrica del hombre endeudado».

Con argumentaciones sólidas, recomendaciones bibliográficas (Marx, Nietzsche, Foucault, Deleuze, Guattari, entre otros) y explicaciones sencillas de poder seguir, el autor planteó relaciones de implicación, continuidad y contradicción entre filosofía y capitalismo, cuya versión más extrema –neoliberalismo– deshumaniza las subjetividades.

Gobernados universalmente por la lógica del mercado, las relaciones de poder se resignifican creando lazos de dominación y subordinación a partir de las figuras de acreedor y deudor.

Es la deuda un dispositivo que obtura libertades, diseña criterios represivos y también el síntoma de la culpa.

Las grandes empresas imponen falsas ilusiones («No pida sueños, pida un crédito»), y los trabajadores bancarizados, al ser empleados dentro del marco legal regulatorio, quedan sometidos a un plástico rectangular -las tarjetas– que muchas veces no eligen ni pretenden; y que de por sí ya está generando intereses.

El paraíso no existe cuando hay relaciones de poder operando. Las financieras son ese sujeto invisible que oprime voluntades; y el Banco Mundial junto al FMI, los principales rectores de un sistema que esclaviza y se retroalimenta a sí mismo: desde grandes préstamos como la deuda externa hasta el plan de cuotas para comprar una casa, un automóvil, una heladera o un lavarropas.

El ser humano individual parece no encontrar salida: debe producir continuamente para obtener recursos que -paradójicamente- originan nuevas deudas.

En este contexto: ¿Qué lugar tienen el ocio y al placer? ¿Es posible la emancipación cuando la fuerza del trabajo está supeditada al capitalismo financiero? ¿Para qué se trabaja: para satisfacer necesidades básicas o para dejar crecer a un monstruo omnipresente que necesita generar pobreza y carencias en pos de habitar su hegemonía?

job_kills


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s