Desaparecer dos veces

Jorge Julio López era un albañil oriundo de la localidad de General Villegas. En 1955 debió marcharse de allí a consecuencia de la proscripción del peronismo. Ese año llegó a La Plata para instalarse en Los Hornos, adonde continuó su militancia.

Con el último Golpe de Estado, las fuerzas militares coparon los barrios persiguiendo a los activos líderes aliados a montoneros.

En octubre de 1976 fue secuestrado. Al año siguiente lo liberaron; y desde ese entonces, se llamó a silencio.

Tres décadas después, al dejarse de lado las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, se sucedieron nuevamente los juicios a las Juntas Militares.

Jorge Julio López volvió a declarar, señalando a sus perpetradores como responsables de su desaparición forzada, secuestro y tortura.

Un día antes de que se condenara al principal culpable, el albañil volvió a desaparecer sin dejar rastros.

Hoy se cumplen 13 años de que no se ha sabido más nada acerca de él.

Un mensaje cobarde y mafioso volvió a establecer impunidad.

Sin López no hay Nunca Más.

20190918_132513.png


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s