En permanente estado de emergencia

2 de abril de 2013.

Argentina vive un día feriado.

En La Plata está nublado.

A la hora de la siesta unas gotas comienzan a caer; y paulatinamente, el repiqueteo aumenta su intensidad hasta ser lluvia torrencial y devenir diluvio.

Tan pronto como ello, se hace de noche y se suspenden los servicios.

No hay luz.

Suenan las sirenas.

Como si fuera otra época, las radios portátiles son el medio de comunicación por excelencia: en el minuto a minuto, informan sobre urgencias y necesidades, avisos de familiares para comunicar que están bien y otros -la mayoría- que piden a gritos ayuda ante un suceso que cobra la dimensión de catástrofe y tragedia.

El cielo no cede.

La tristeza tampoco.

Al otro día, el amanecer es desolador.

Con cese de actividades, las calles están inundadas de lágrimas y dolor.

Muchas personas sacan muebles, sillones y demás propiedades a la calle.

Se escucha el silencio.

Algunos murmullos hablan de todo un día en bote.

También, de autos que flotan.

Hay quienes cuentan que en la desesperación del agua que entraba en las casas, debieron subir al techo y quedarse allí en busca de socorro.

Sobran los testimonios.

Hubo electrocutados y muertes por ahogo.

Creció el rumor de que las autoridades ocultaron información sobre quienes habían perdido su vida.

Es un secreto a voces -por parte de testigos indirectos- que en hospitales y la morgue hubo más gente de la que se declaró inicialmente.

Hubo investigaciones -como las del libro Genealogía de una tragedia, de los periodistas Pablo Morosi y Pablo Romanazzi– que dan cuenta de los hechos.

A seis años, el reflejo queda.

El miedo.

La preocupación.

La angustia.

Cada vez que llueve fuerte, se encienden los sentimientos más oscuros.

Pasa que una lluvia no se puede prevenir, pero sí una tragedia.

No nos olvidamos de familiares y víctimas de la Inundación.

Foto: http://www.viapais.com.ar

Inundación


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s